Cuando creía que estaba fuera, me vuelven a meter dentro.

sábado, 5 de marzo de 2011

La Naranja Mecánica

Información

Director: Stanley Kubrick
Guión: Stanley Kubrick (Basado en la novela de Anthony Burguess)
Año: 1971
Reparto: Malcolm McDowell, Patrick Magee, Michael Bates, Adrienne Corry

Sinopsis: Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex (Malcolm McDowell) es un joven hiperagresivo con dos pasiones: la ultraviolencia y Beethoven. Es el jefe de su banda, los drugos, que descargan sus instintos más violentos pegando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el crimen, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.






Es dificil no haber oído hablar de esta película. Es ya un icono de la cultura pop, y no es extraño ver a alguien disfrazado de drugo en Halloween, o a alguien vistiendo una camiseta con la cara sonriente de Alex plasmada en ella. Es una pena, pero todo eso solo ha contribuido a diluir el verdadero significado de la cinta, reduciéndolo a "personas practicando la ultraviolencia". Aunque la culpa también es de Kubrick.


Este proyecto, en la época en la que se concibió, iba a ser un escándalo, estaba claro. Y quién mejor para provocar escándalo que el que tres años antes había hecho 2001: Una Odisea del Espacio, un aparentemente bodrio de más de 3 horas de duración con aburridas escenas donde no pasaba nada, y nada de lo que pasaba en pantalla parecía tener sentido. Pues posiblemente nadie.




Kubrick ya lo tenía claro, quería a Malcom McDowell para el papel de Alex. Supongo que vio If..., la última que había protagonizado, y su papel de macarra rebelde le convenció. Y me imagino que Malcolm tampoco le puso pegas, pese a las explícitas que eran algunas escenas. Durante el rodaje, mientras está bajo el tratamiento Ludovico, uno de los ganchos que sujetaban los ojos de Malcolm para que no los pudiese cerrar le desgarró el ojo (ignoro si Kubrick dejó la escena en la película). Los detractores de La Naranja Mecánica suelen decir que su interpretación es pésima y muy sobreactuada. Pero a mí su cara de chiflado, ese "Más claro que el agua cristalina en un día de verano" tan terrorífico que suelta, me parecen momentos de brillantez interpretativa en un trabajo totalmente genial. 


La banda sonora también es todo un icono. Al igual que hizo en 2001, el director eligió piezas clásicas de música en vez de utilizar una banda sonora original. Esto es algo comprensible, pues en la novela y el guión está escrita la obsesión de Alex con Beethoven. Y doy fe de que fue un completo acierto. Dota a la película de un aire clásico, reposado, en contraste con lo vanguardista y frenético de las imágenes. Mi tema favorito, y el que abre la película, es este:







La imagen de la película es sin duda lo que más revuelo causó. No es que nunca antes nadie hubiese mostrado lo que muestra La Naranja Mecánica. Pero no es el qué, sino el cómo. Que los drugos repartan ultraviolencia a diestro y sieniestro, sin un atisbo de culpabilidad, son ganas de provocar. Y seguramente es lo que Kubrick quería, provocar a medio mundo, hacerle levantarse de sus pulcros y políticamente correctos asientos y hacerles poner el grito en el cielo. Si se interpreta mal, la película puede parecer incluso una apología de la violencia. Y por eso Kubrick tiene la culpa de que haya pasado a la historia por sus escenas violentas, y no por el crítico mensaje que esconde. Pero aparte de eso, los planos, las luces, todo es sublime, como nos tiene acostumbrados. Desde la escena de introducción, con la cámara alejándose del rostro de Alex hasta mostrar el bar Korova al completo, hasta el gran angular que (casi) cierra la película, donde los periodistas entran en docenas y llenan el plano.

El argumento, más meritorio por parte de Burguess que de Kubrick, es un aviso. La advertencia de que si la sociedad sigue "mecanizándose", buscando la solución más práctica a los problemas moralmente más difíciles, acabará desembocando en un mundo alienado, donde el alma tendrá más de robot que de humano. El horror de la ultraviolencia que practican Alex y sus drugos, es una minucia comparada con el horror que supone el tratamiento Ludovico. Como curiosidad, Anthony Burguess plasma en su libro una escena que vivió de verdad: unos jóvenes entraron en su casa, le pegaron una paliza y violaron a su mujer, tal y como hacen los drugos al principio de la historia.

La película y el lbro están muy influenciados por la teoría conductista de B.F. Skinner. A continuación tenéis un trabajo sobre la película, que resuelve algunas preguntas de este hito del celuloide:

La Naranja Mecánica


1- Describe el ambiente familiar, social y económico del protagonista. ¿Qué relación puede tener con su conducta?
La relación padres-hijo entre Alex y sus padres es inexistente. Esto es debido a varios factores, empezando por la singularidad de sus progenitores, incapaces de educar a su hijo. Esto no es difícil de notar; por ejemplo, cuando Alex es reinsertado en la sociedad tras el método Ludovico, decide hacer una visita a sus padres, y estos sienten sorpresa y asombro, pero en ningún momento amor paternal, y están más incómodos que alegrados (además, no encuentran ningún problema en deshacerse de las cosas de Alex para alquilar su habitación a un desconocido). Este déficit de educación propicia la agresividad del drugo, pues al no recibir refuerzos negativos, no siente culpabilidad alguna.

Económicamente, Alex vive en un ambiente de pobreza. Mientras camina a su casa tras la visita al bar Korova, se puede videar una zona de aspecto industrial, donde la basura y los escombros cubren todo el suelo, y a la vez dice:

“Yo vivía con papá y mamá, en el edificio municipal 18-A, en la calle norte”.

La Naranja Mecánica se desarrolla en un futuro no muy lejano, en el que la sociedad ha degenerado, tal y como dice el vagabundo al que Alex y sus drugos golpean:

“Es un cochino mundo porque los jóvenes como vosotros se meten con los viejos como yo (…) Los hombres conquistan la Luna, dan vueltas alrededor de la Tierra, y aquí abajo nadie se preocupa de respetar la ley y el orden.”

En un mundo así, una persona como Alex no tiene límites ni castigos. El seguimiento que ejerce la milicienta sobre él es interpretado como un juego. En el enfrentamiento de los drugos contra Billy Boy, nos damos cuenta que los drugos no son los únicos que practican la ultraviolencia.


2- ¿Cómo explicarías la conducta de los drugos?
Los drugos son un grupo de nadsats unidos por la práctica de la "ultraviolencia". Los drugos están dirigidos por Alex. Es un líder autoritario y el más violento de todos sus compañeros. George (o como sus compañeros le llaman, "Georgie") tiene el deseo de ocupar el lugar de Alex como jefe de la banda e intenta poner a los demás de su parte. Otro drugo es Pete, un chavalco tímido que es el que menos toma partido en las decisiones del grupo y que se mantiene apartado. El último personaje es Dim, una persona con bajo nivel intelectual, hecho del que se aprovecha Alex, para burlarse de él, o para imponer su autoridad (luego Dim se vengará de él).
La relación entre los personajes es tensa. En principio parecen estar unidos por una afición común Pero poco después, mientras están goborando en el bar Korova, se videa claramente que es Alex el que lleva la iniciativa, y arrastra con él a sus compañeros empleando la intimidación y la violencia.
Al principio de la película el grupo practica la ultraviolencia por diversión, para saciar sus instintos naturales, y se convierte en su modo de vida. Más tarde los drugos deciden dirigir la violencia para servir a Will el Inglés, es decir, para tener un trabajo de hecho. Alex se niega, porque perdería su autoridad frente a ellos, y entran en conflicto. El protagonista consigue imponer su posición a base de violencia, con lo que calma la "rebelión" de sus amigos.
3- Describe el tratamiento ‘Ludovico’. Identifica el tipo de condicionamiento al que responde y elabora un esquema del condicionamiento.
El tratamiento Ludovico se basa en el condicionamiento a base de refuerzos negativos. Alex es llevado a una sesión de cine en la que se reproducen escenas de violencia y sexo (él es incapaz de cerrar los ojos o desviar la mirada de la pantalla). Antes de asistir a ellas, le es inoculada una droga que le provoca un gran dolor y sufrimiento. Mientras videa las películas, la droga hace su efecto, y tras varias sesiones, Alex relacionará la violencia y el sexo con el dolor punzante, y así será condicionado para no practicar esas actividades. Es un caso de condicionamiento clásico.
Condicionamiento clásico: En el cual un estímulo que no producía una respuesta es asociado con un estímulo que ya producía tal respuesta (el estímulo incondicionado) hasta que el primer estímulo también pasa a producir la respuesta.
                             

Dato extra: Las sesiones de video están acompañadas por música de Beethoven. Esto provoca un condicionamiento no deseado, y extremo, pues Alex sufrirá cada vez que oiga la música que adora. Esto puede ser un error por parte de los médicos, pero también cabe la posibilidad de que sea un acto de crueldad por parte del ministro del interior que saca a Alex de la cárcel (entra en su celda y sostiene el busto de Ludwig Van Beethoven).
4- ¿Por qué se plantea el gobierno la necesidad de una nueva técnica de reinserción?
En ese futuro próximo, la delincuencia ha aumentado exageradamente, y las cárceles llenan sus celdas. Ya no se pueden enviar tantos prestúpnicos a la cárcel, es un coste económico demasiado alto. Por otro lado, el gobierno sostiene que la estancia en prisión no fomenta que el preso deje de delinquir, sino todo lo contrario.
La técnica de reinserción supone un ahorro en cuanto a dinero, pero conlleva un gran precio moral y ético (aunque el gobierno no se da cuenta de ello).
El ministro del interior, en la visita a la prisión en la que se encuentra Alex, dice:
“Se meten criminales juntos, ¿y qué se consigue? Delincuencia concentrada. El crimen se alimenta con el castigo (…) El gobierno ya no está para teorías penales, pasadas de moda. Pronto vamos a necesitar más espacio para presos políticos. Los comunes como estos tienen un remedio científico.”
5- ¿Qué juicio ético haces de esta técnica de condicionamiento? ¿Es moral, o inmoral?
La  técnica es inmoral.
Es inmoral porque atenta contra la libertad y los derechos de cada persona. Es una técnica que modifica radicalmente la conducta humana de raíz. La clave es el concepto que emplea el chaplino de la prisión: Libre albedrío.
“¡Libre albedrío! Este joven no tiene derecho a opción alguna. Su propio beneficio, el horror al sufrimiento físico, es lo que ha llevado a este muchacho a participar en este acto grotesco de humillación. Deja de ser un criminal, pero también deja de ser una criatura con capacidad de opción moral.”
El método consigue que Alex deje de delinquir, le imposibilite debido al tremendo dolor que experimenta con el mero hecho de pensarlo. Pero el método también consigue que Alex pierda la capacidad de elegir por sí mismo, de tomar la decisión sobre lo que está bien y lo que está mal.
El ser humano tiene una dimensión moral, una libertad implícita, que a la vez que nos hace libres nos condena a no tener finalidad alguna.
Si a un ser humano se le priva de esa dimensión, lo que ocurre es que deja de ser un humano, y se convierte en algo parecido a un robot. La alienación conduce a la despersonalización, a la artificialidad.
El título “La Naranja Mecánica” tiene un significado. Naranja en inglés es “Orange”, que guarda similitudes con “Ourang”. Es una palabra proveniente de Malasia (donde el autor del libro vivió durante años, y que significa “Persona”.

La Persona Mecánica.




Anexo: Glosario Nadsat – Español

Chaplino – Sacerdote
Chavalco – Individuo
Drugo – Amigo
Goborar – Conversar
Videar – Ver
Milicienta – Policía
Nadsat – Adolescente
Prestúpnico – Criminal





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada